PROYECTO EDUCATIVO

Los Centros de la Fundación Educativa ACI pertenecen a la Iglesia Católica, por lo que participan en su misión docente y evangelizadora. Están abiertos a todas las personas sin distinción de raza, sexo, religión o condición social, con especial atención a las más necesitadas.

La inspiración cristiana que anima toda su actividad docente se fundamenta en los valores evangélicos y la concepción cristiana de la persona y la vida. Desde estas premisas la tarea educativa que llevan a cabo nuestros centros educativos pretenden la educación integral de sus alumnos y alumnas en su dimensión social, individual y trascendente.

Nuestra propuesta se basa en:

• Promover el pleno desarrollo de la personalidad del alumnado.

• Educar en valores desde una dimensión humana y cristiana de la realidad.

• Favorecer la integración social mediante la formación en respeto de los derechos y libertades fundamentales y el ejercicio de la solidaridad, la tolerancia, la libertad y el diálogo, dentro de los principios democráticos y la convivencia.

• Formar la dimensión intelectual, la estructura del saber y el aprendizaje organizado de métodos y conocimientos científicos, humanísticos, religiosos y éticos.

• Desempeñar la labor educativa como un proceso liberador que forme personas más preocupadas por el ser que por el tener, constructoras de paz, amantes de la naturaleza, tolerantes y promotoras de la justicia, con una referencia explícita a los valores del Evangelio.

• Proponer coherentemente los valores que inspiren la tarea educativa y docente, las relaciones interpersonales y la organización, de forma que el Centro exprese una vivencia de actitudes a través de su funcionamiento.

• Formar una auténtica Comunidad Educativa, es decir, que el conjunto de estamentos que la constituyen se integre armónicamente y ponga en común ilusiones, objetivos y realizaciones en el marco del Proyecto Educativo.